Cistitis Intersticial / Síndrome de la Vejiga Dolorosa

Nueva definición según la NIDDK (National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseaes)

La Cistitis Intersticial en una condición que dá como resultado constante incomodidad o dolor en la vejiga o en la zona pélvica. Los síntomas varían de caso a caso e incluso en el mismo paciente.

Los pacientes pueden experimentar incomodidad, presión, o dolor intenso en la vejiga o en la zona pélvica. Los síntomas pueden incluir una urgente necesidad de orinar (URGENCIA), necesidad frecuente de orinar (FRECUENCIA), o la combinación de ambos síntomas. El dolor puede variar en intensidad cuando la vejiga está llena o cuando está vacía. Los síntomas en la mujer suelen empeorar durante su periodo menstrual. Ellas pueden exprimentar muchas veces dolor durante el coito.

Debido a que la CI varía mucho en los síntomas o en la severidad, muchos investigadores creen que no solo se trata de una enfermedad, sino de varias. En los últimos años, los científicos empezaron a usar el término SINDROME DE LA VEJIGA DOLOROSA (SVD) para describir aquellos casos con síntomas urinarios dolorosos y que no encajan estrictamente en la definición de la CI. Por lo que el término CISTITIS INTERSTICIAL / SINDROME DE LA VEJIGA DOLOROSA (CI/SVD) incluye aquellos casos de dolor en vías urinarias que no se puede atribuir a otras causas como una infección o cálculos renales. El término Cistitis Intersticial o CI, es usado solamente cuando se describa el caso que se conoce bajo el criterio de la CI establecido por la NIDDK.

En la CI/SVD, la pared de la vejiga puede estar irritada y convertirse en cicatrices. Las glomerulaciones (o puntos sangrantes causados por la constante irritación) seguido aparecen en la pared de la vejiga. Las úlceras de Hunner están presentes en el 10% de los pacientes con CI. Muchas personas con CI/SVD encuentran que sus vejigas no pueden sostener mucha orina, que se manifiesta con frecuencia para orinar. La frecuencia, de todas formas, no siempre está específicamente relacionada con el tamaño de la vejiga; muchas personas con frecuencia severa tiene una capacidad vesical normal. Los pacientes de CI/SVD pueden orinar hasta 60 veces en un día, incluyendo frecuencia por las noches (Nocturia).

La CI/SVD es mas común en mujeres que en hombres. Y se estima que en Estados Unidos hay un millón de pacientes con CI, y mas del 90% son mujeres.

¿Qué causa la CI?

Algunos de los síntomas son muy parecidos a los de las infecciones urinarias por bacterias, pero las pruebas médicas no revelan ningún tipo de organismo en la orina de los pacientes con CI/SVD. Aún mas, pacientes con CI/SVD no responden a una terapia a base de antibióticos. Los investigadores están trabajando en entender las causas de la CI/SVD y encontrar tratamientos efectivos.

En años recientes, los investigadores han descubierto una sustancia que se encuentra en la mayoría de los pacientes con Cistitis Intersticial.

Ellos la han nombrado Factor Antiproliferativo (APF por sus siglas en inglés), porque parece que bloquea el crecimiento normal de las células de adentro de la pared de la vejiga.

Los investigadores anticiparon que aprendiendo mas acerca del APF podrá apoyar a entender mas acerca de las causas de la CI y los posibles tratamientos.

Los investigadores están empezando a explorar la posibilidad de que la herencia puede jugar una parte en una de las formas de CI. En algunos casos, la CI afecta a la madre y a la hija o a dos hermanas, pero no es muy común que se de en las familias.

Cistoscopía

La cistoscopia es un procedimiento rutinario que permite al urólogo observar la vejiga y valorar su condición general. La cistoscopia también permite considerar la existencia de cualquier tipo de obstrucción debido al crecimiento de la próstata.

El cistoscopio, es un aparato parecido a un telescopio con luz muy poderosa y dos canales o conductos. El primer canal consiste en una lente y una fuente de luz (fibra óptica) y el segundo canal permite que los líquidos sean introducidos en la vejiga, es bastante pequeño (aproximadamente el tamaño de un popote) el cual se insertará a través de la uretra hacia la vejiga.

Procedimiento:

• La vejiga se llena con líquido (suero) o gas para separar sus paredes.
• Una vez que la vejiga está dilatada se puede tener la visión de sus paredes y su condición general.
• Este procedimiento se puede hacer en el consultorio del urólogo colocando anestesia local o en el hospital bajo anestesia general.
• La duración del procedimiento es de aprox. 15 a 20 minutos, dependiendo de la dificultad de la misma.

Tratamiento

Desafortunadamente, hasta el momento no se ha encontrado ningún tipo de cura para la CI, sin embargo existe una gran variedad de tratamientos que pueden ayudar a los pacientes de CI a llevar una mejor calidad de vida.

A continuación te mostramos los diferentes tipos de tratamientos que existen para reducir los problemas que genera la Cistitis Intersticial:

En una instilación de vejiga, esta se llena de una solución terapéutica a través un catéter que va desde la uretra hasta la vejiga.

El propósito de las instilaciones varía dependiendo de la causa por la que se realice. Algunas se realizan para cubrir y proteger la pared de la vejiga, mientras que otras su utilizan para ayudar contra la inflamación. Muchos urólogos hacen mezclas con diferentes soluciones terapéuticas, a éstas se les llaman “cocteles”.

COCTELES INTRAVESICALES

1.- Cocktel anestésico – Dr. Robert Moldwin

Mezcla de 0.5% de Marcaina y 2% de Lidocaína en Gel – Cerca de 40 cc en total.
A esa loución añadir:
10,000 unidades de Sulfato de Heparina
40 Triamcinolona
80 mg de gentamicina o algún antibiótico usado en el post-procedimiento

Administración:

Los pacientes son instruidos para sostener la solución por media hora aproximadamente, y después pueden ir a orinar.
Esta solución también puede usarse como método de diagnóstico, ya que los pacientes generalmente presentan alivio dentro de los 5 o 10 minutos después de introducirla en la vejiga.
Se han encontrado muy rara vez los siguientes problemas:
Ha habido pacientes que han tenido una crisis curativa en la que después de 3 o 5 horas que se terminó de eliminar la sustancia presentan dolor. Este problema se resuleve generalmente con instilando continuamente esta solución.
Cuando se emplea como tratamiento, se recomienda usar una vez a la semana por aproximadamente 8 a 12 semanas. Este es el tiempo recomendado para tener un resultado prolongado. Después se puede ir espaciando la aplicación para cada 2 semanas y después para cada 3, y así sucesivamente hasta que ya no sea necesario instilar mas.
Otro de los problemas que se han detectado es que ha habido pacientes que reportan haber presentado retención urinara, y la solución será el colocar una sonda para ayudar al vaciado vesical. Este problema parece ser mas frecuente en pacientes que además presentan disfunción del piso pélvico o en aquellos que tienen un chorro muy pobre durante la micción.

2.- Cocktel de DMSO – Dr. Philip Hanno

50 cc de DMSO (Rimso 50)
44 meq (una ámpula) de Bicarbonato de Sodio
10 mgs de Kenalog
20,000 unidades de Heparina

Administración:

El coctel debe de sostenerse en la vejiga por 20 minutos.
Este cocktel debe adeministrarse una vez a la semana por 6 semanas.
Debe de darse seguimiento al mes para mantenimiento.

3.- Cocktel de Heparina – dra. Kristene Whitmore

Heparina: 10,000 unidades/ml-2 mls.
125 mg de Solucortef.
Gentamicina: 80 mgs/2 mls- 2 mls.
Bicarbonato de Sodio: 8.4%-50 mls.
Marcaina: 0.5%-50 mls.

Administración:

Una vez por semana, y debe de sostenerse en la vejiga por aproximadamente 30 minutos.

4.- Cocktel de Heparina con Lidocaína alcalinizada – Dr. Lowell Parsons

40,000 unidades de Heparina.
8 mls 2% de Lidocaína.
3 mls 8.4% de Bicarbonato de Sodio.
Para llegar a un volumen total de líquido de 15 mls.

Administración:

Se puede administrar 2 veces al día. Los pacientes pueden ser instruidos para hacerlo ellos mismos en la comodidad de su hogar.
Se debe de sostener en la vejiga por 15 a 30 minutos o el mayor tiempo que el paciente pueda sostenerla sin sentirse incómodo.
El Bicarbonato de Sodio es el que provoca una sensación de mejoría al instante.

Para mayor información puede consultar el artículo llamado “Succesful Down-regulation of bladder Sensory Nerves with Combination of Heparin and Alkalinized Lidocain in Patients with Interstitial Cystitis” del Dr. Parsons. Urology 65 (1), 2005 45-48.

Elmirón (pentosán polisulfato sódico)

En septiembre de 1996, fue aprobado por la FDA como la primera droga oral desarrollada para el tratamiento de la CI.

Este medicamento se considera un análogo oral de la heparina, es posible que Elmiron actúe formando una capa sintética de GAG y puede, por lo tanto, crear una superficie antiadherente, proporcionando una capa protectora en la pared de la vejiga.

Esta capa evita que la orina, las bacterias y otras sustancias irritantes penetren en la parte dañada de la vejiga y puedan causar inflamación en el tejido fino del músculo.

Antidepresivos Tricíclicos Este tipo de depresivos, en dosis bajas puede ayudar con el dolor crónico interfiriendo con la actividad del nervio. Se prescribe comúnmente para varias condiciones crónicas del dolor, incluyendo el síndrome irritable del intestino (IBS) y la fibromalgia, dos condiciones que muchos pacientes con CI pueden padecer.

Estos medicamentos reducen el dolor, facilitan el sueño y poseen propiedades antihistamínicas que supuestamente combaten los efectos de los mastocitos. También aumentan la capacidad vesical y mejoran el tono del cuello de la vejiga.

Antihistamínicos Este tipo de medicamentos ayuda a la desgranulación de los mastocitos, lo cual puede influir en los síntomas de algunos pacientes con CI. Se ha hallado que pueden reducir la nocturia la frecuencia diurna y el dolor que sufren algunos pacientes con CI. Al igual que con los tricíclicos, se deben administrar pequeñas dosis al principio y aumentarlas gradualmente para minimizar la somnolencia.

Antiespasmódicos, Anticolinérgicos y Anestésicos Urinarios Muchos doctores atribuyen que la urgencia y la frecuencia está asociada con la CI a causa de los espasmos de la vejiga.

Los antiespasmódicos y los anticolinérgicos ayudan con la presión intravesical, incrementando la capacidad vesical y también ayudan en la reducción de la frecuencia de las contracciones involuntarias de la vejiga.

Los anestésicos urinarios pueden temporalmente entumecer los tejidos de la vejiga. Estos son característicos por pintar la orina de color naranja.

Algunos pacientes con CI han encontrado una cierta mejoría con respecto a algunos de sus síntomas, y logran disminuir su frecuencia usando una técnica llamada “Entrenamiento de la vejiga”.

Los métodos varían de paciente a paciente, pero básicamente consiste en establecer un horario determinado para efectuar la micción, se pueden apoyar con técnicas de distracción y relajación para poder respetar el horario establecido.

Muchas ocasiones se puede comenzar con aguantar las ganas de orinar 5 o 10 minutos después de sentir el primer deseo, y así sucesivamente hasta lograr tener un mayor control vesical. El éxito de esta técnica es poder aumentar la capacidad vesical de forma natural.

Para poder llevar un mayor control de esta técnica se aconseja llevar un diario miccional, y en éste se podrán observar los avances que se van teniendo.

ESTA TÉCNICA ESTA CONTRA INDICADA PARA PACIENTES QUE PADECEN MUCHO DOLOR, Y PODRÁ SER INTENTADO EN CUANTO EL DOLOR HAYA DISMINUIDO O ESTÉ BAJO CONTROL.

Neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS) La estimulación eléctrica se usa muchas veces en el tratamiento de diversas afecciones dolorosas, y puede ayudar a algunos pacientes con CI. Los pacientes llevan puesta la unidad de TENS durante 8 a 10 horas por día, como si fuese un localizador, con almohadillas de estimulación en los muslos o en el vientre.

Los TEN se colocan en la región suprapúbica, entre el ombligo y el vello púbico, o a través de unos dispositivos especiales insertados en la vagina en la mujer y en el recto en el hombre.

Aunque algunos científicos no saben exactamente como trabajan, se han sugerido que los pulsos eléctricos pueden aumentar el flujo de la sangre de la vejiga, consolidando los músculos pélvicos que ayudan con el control de la vejiga.

El piso pélvico esta compuesto de una serie de músculos sobrepuestos que forman una especie de embudo para alojar los órganos pélvicos en su lugar. Frecuentemente estos músculos se pueden deteriorar debido a los partos, el uso de la bicicleta, accidentes, e incluso en la practica del ballet, creando dolores y músculos flojos o faltos de soporte.

Este tipo de terapia se puso de moda a mediados de los años 90. Algunos de las pacientes con CI experimentaron una gran reducción en sus síntomas, y esto se debe a que por medio de los ejercicios que se realizan durante la terapia se logra la restauración y salud de los músculos de dicha área.

Para los pacientes con CI, la salud de los músculos del piso pélvico no debe de ser abandonado, especialmente si no se ha checado por un tiempo determinado a causa del dolor o la frecuencia.

Unos de los síntomas de debilidad en el piso pélvico son:

Sensación de presión en el área pélvica.
Incontinencia al toser, reír, levantar cosas pesadas o al hacer ejercicio que requiera de esfuerzo en el abdomen.
Es por esto que siempre se tiene que estar al tanto de la salud de estos músculos, y ésta puede ser una de las herramientas para el control de los síntomas de la CI.

Para estar mas al tanto de la salud del piso pélvico, se debe de obtener el diagnóstico de un médico especializado, el cual puede ser un médico físico y rehabilitador.

Generalmente se hace una examinación de los músculos abdominales y perineales para localizar las áreas blandas del músculo. Para las mujeres, la valoración se hace por medio de una examinación vaginal. Y para los hombres a través de una examen rectal simple.

Si el diagnóstico resulta ser positivo con disfunción del piso pélvico, la recomendación será la de llevar a cabo una terapia física que principalmente constará de los siguientes aspectos:

• Lanzamiento del Myofascial: Se utilaza especialmente para dar masajes y reducir directamente el dolor en los puntos del músculo encontrado. Se recomiendan varias sesiones para reducir la tensión en estas áreas del músculo. En algunos casos el médico tratante puede inyectar anestésico local directamente el nudo del músculo para reducir el dolor. Esta terapia puede resultar incómodo al inicio.
• Biofeedback: Se lleva a cabo a través de una pequeña máquina que se inserta delicadamente en la vagina, midiendo el tono del músculo. Esta método es para ayudar a los pacientes a mejorar las áreas atrofiadas del músculo.
• Ejercicios de Kegel: Consta de una serie de ejercicios sencillos que ayudan a consolidar las músculos pélvicos, siendo éstos los que se encuentran alrededor de la uretra, la vagina y el recto.

Como conclusión se puede mencionar que la terapia del piso pélvico no se toma como el único tratamiento para la CI, ni constituye su cura, simplemente se han reportado casos en los que se han minimizado los síntomas de forma importante.

ÚLTIMAS INVESTIGACIONES DE SOLUCIONES INTRAVESICALES

En el Simposium de CI que se llevó a cabo en octubre pasado, muchos estudios de investigación fueron presentados acerca de las nuevas terapias de soluciones intravesicales.

A continuación se mencionarán algunos trabajos que allá se presentaron:

1. Dr. Lowel Parsons presentó los resultados obtenidos en un estudio en el que se instiló Elmirón. 40 pacientes fueron evaluados: 20 recibieron únicamente Heparina (40,000 unidades) y 20 el Elmirón (solución que contenía 100 mgs de Elmirón en forma oral, 80 mgs de lidocaina y 3 cc de bicarbonato de sodio). 31 pacientes obtuvieron una significativa mejoría en los síntomas. 9 no reportaron cambios en su sintomatología. En respuesta a la terapia, no hubo gran diferencia entre las 2 soluciones instiladas.

El Dr. Parson concluye: “Esta es la primera vez que hemos tenido la capacidad de introducir una solución en la vejiga que inmediatamente reduce el dolor y la urgencia de la CI en la mayoría de pacientes nuevos... Esto representa una excelente solución terapéutica que ayuda a ser mas llevaderas las crisis. Mientras que el Elmirón y la Heparina tienen la misma eficacia en la terapéutica intravesical, la mayor diferencia significativa es el costo, ya que la heparina tiene un costo considerablemente mas bajo que el Elmirón.

2. Dr. Jeffry Dell (Knoxville, TN) presentó un estudio en el que usó Elmirón en forma intravesical o Heparina combinada con la terapia a largo plazo del Elmirón en presentación oral. El 65% de pacientes reportaron un 50% de mejoría en sus síntomas.

3. Dr. Edward Davis (Curtis Valley, CA) presentó un estudio similar con resultados similares.

4. Dr. Claus Redil de Austria presentó la retrospectiva de un estudio usando Acido Hialuroníco intravesicalmente (Cystitat). Los resultados mostraron que un 89% reportó mejoría después del tratamiento. El 86% dijo que su calidad de vida había mejorado significativamente y que volverían a repetir esta misma terapia.

Son muy buenas noticias y es bueno saber que empieza a haber mas usos y aplicaciones de la medicinas ya existentes. Honestamente muchos han pensado que el Elmirón puede proveer de mayores beneficios instilado directamente en la vejiga. En los primeros 3 estudios se demostró que puede ser una combinación bastante positiva.

Por cierto, hubo una paciente que se estaba instilando diariamente Heparina, sin ningún problema, hasta que de pronto empezó a tener dolor. Lo que pasó es que el farmacéutico empezó a usar solución de clorhidio de sodio en lugar de simplemente agua para diluir el medicamento. Una vez descubierto el misterio, ella empezó a sentirse bien nuevamente. (¡Nota anecdótica!)

Esta es el resultado de uno de los muchos trabajos de investigación que se presentaron en el Simposium Científico de Cistitis Intersticial que se llevó a cabo el pasado octubre en Washington, DC.

Investigación

En esta sección podrás encontrar diferentes artículos relacionados con avances en la investigación médica acerca de la CI o con resultados que se han encontrado.

La fundadora de ICN (www.ic-network.com) Jill Osborne entrevistó al Dr. Lowel Parsons , quien es graduado de la Universidad de Yale. Actualmente es Profesor de Urología en la Universidad de California en San Diego. Él ha tratado a cientos de pacientes con CI en la década pasada. En esta entrevista el explica las fases de la CI, y porque en muchas ocasiones se pasa por alto la magnitud de este problema.

Fases de la Cistitis Intersticial

Fase Temprana: Normalmente aparece por primera vez en pacientes entre 16 y 20 años de edad con síntomas que podrían parecer a causa de relaciones sexuales, infecciones de vejiga e inclusive por razones no obvias. Los síntomas pueden aparecer por una o dos semanas, tres o cuatro veces al año y parecería que existe una relativa mejoría entre cada crisis. Frecuentemente estos pacientes no empeoran, sin embargo un porcentaje muy pequeño de estos avanzan a una fase media de la enfermedad.

Fase Media: La mayoría de los pacientes detectan su enfermedad hasta esta fase. La edad es entre 22 y 40 años de edad. El principal padecimiento en esta fase es la frecuencia y probablemente el paciente ignore que tiene este padecimiento. La necesidad de ir al baño 10 veces o más al día. Puede presentarse un dolor intermitente o de bajo grado durante los ciclos menstruales y durante la relación sexual como se ha mencionado. Los pacientes con CI tienden a presentar inflamación una semana antes del periodo menstrual, he aquí la razón de que se pueda confundir con un padecimiento ginecológico. Es en esta etapa donde pueden ser que de 15 a 20 millones de mujeres padezcan estos síntomas en forma crónica. Si dichas pacientes fueran tratadas en esta fase, el 90 % de ellas perdería casi por completo o completamente todos los síntomas, ocasionalmente padecen estos síntomas, pero solo cuando presentan alguna alergia o infección. Desafortunadamente el 99 % de estos pacientes no obtienen el diagnostico apropiado, por lo que no reciben un tratamiento efectivo.

Fase Avanzada: Solo un pequeño porcentaje de los pacientes pasaran a esta fase, quizás con el paso de muchos años y un tratamiento inadecuado. Estos pacientes necesitan ir al baño 15 veces o más al día. Algunos presentan incapacidad crónica y dolor pélvico. Probablemente existan de 500,000 a 1 millón de pacientes en esta categoría.

Fase Terminal: Solo unos cuantos pacientes llegan hasta lo que llamamos fase terminal. Los pacientes presentan síntomas severos. Calculamos que dentro de esta fase se encontraran de 20 a 40,000 pacientes en los Estados Unidos.

TOXINA BOTULÍNICA. INTRODUCCIÓN Y SU UTILIDAD EN LAS ALTERACIONES EN LA FUNCION DE LA VEJIGA Y DEL ESFÍNTER URETRAL

Entrevista al Dr. Christopher Smith, Profesor asistente del Departamento de Urología del Colegio de Medicina Baylor, Texas.
Octubre 2003

La entrevista se realizó vía correo electrónico ya que el Dr. Smith se encontraba de servicio bajo las órdenes del ejército en Alemania.

MECANISMO GENERAL DE ACCION

¿Qué es la toxina botulínica y cuándo fue descubierta?
(Dr. Smith) El Botulismo fue descrito por primera vez en Alemania en el siglo XVII, al observar que los pacientes afectados experimentaban parálisis generalizada. En los años de 1900, los investigadores Dickson y Shevsky descubrieron que la toxina del Botulismo aparentemente inhibía la función de los nervios. Finalmente en 1949, Burgen descubrió que la toxina actuaba en la sinapsis del nervio bloqueando la acetilcolina, que es un neurotransmisor y con esto se afecta el funcionamiento del músculo, en otras palabras le ocasiona una parálisis temporal.

Existen siete distintas neurotoxinas conocidas como A, B, C, D, E, F, y G, desde su introducción para uso clínico en los años 80´s, la toxina botulínica A (BTX-A) Ha sido utilizado satisfactoriamente para el tratamiento de varias condiciones clínicas, incluyendo el blefaroespasmo (espasmo del párpado), estrabismo, distonias focales, espasmos musculares e hiperhidrosis (Sudor excesivo) y acalasia (falta de relajación del músculo del esófago).

En Urología, el BTX-A ha sido utilizado en la Disinergia Detrusora del Esfínter (DDE), estos pacientes tienen contracciones elevadas del esfínter durante la micción. Los efectos clínicos después de la inyección de la toxina inician a los 2 a 3 días y son reversibles, Estudios realizados demostraron que inyectando BTX-A en la uretra, permite reducir la presión del esfínter. Se realizó un estudio a 21 pacientes que fueron referidos a nuestra clínica, dice el Dr. Smith, todos los cuales fueron evaluados con estudios urodinámicos, dándoles seguimiento desde el 3er. hasta el 15º mes, y continuando con las inyecciones de BTX-A en el esfínter uretral, permitiendo con esto la disminución en la presión uretral en un promedio del 38%. El 67% de los pacientes reportaron un mejoramiento en sus patrones en la micción, además no hubo complicaciones, ni se reportaron efectos secundarios en dichos pacientes.

En la vejiga, los datos se incrementaron en las aplicaciones clínicas de BTX-A, específicamente para Vejigas hiperactivas. Un estudio reciente realizado por el Dr. Schuge y colaboradores demostraron un incremento significativo en la capacidad máxima de la vejiga en un promedio de 296ml a 480ml y una baja significativa de la presión del detrusor durante la micción. El seguimiento de este estudio a largo plazo, por el mismo grupo de investigadores en 87 pacientes con hiperreflexia del detrusor, obtuvieron buena respuesta entre 4 y 14 meses sin reporte de efectos adversos.

¿En qué otras aplicaciones de Urología y piso pélvico ha sido utilizada la toxina botulínica?
(Dr. Smith) Las inyecciones de BTX-A, se han extendido mas allá del reino de las vejigas neurogénicas, a pacientes con alteraciones en la capacidad vesical y disfunción en la micción, Radziszewski y colaboradores han reportado efectos favorables con las inyecciones intravesicales de la BTX-A, en un estudio piloto realizado a pacientes con vejiga hiperactiva u obstrucción funcional, demostrando una mejoría en la micción.

El Dr. Ziemann y sus colegas presentaron sus experiencias usando BTX-A con pacientes con síndrome severo de urgencia urinaria, que no habían respondido favorablemente a otros tratamientos, cuatro de siete de estos pacientes respondieron al tratamiento con una disminución en la frecuencia así como un incremento en la capacidad de la vejiga.
¿Permanece la toxina botulínica en el órgano específico en donde fue inyectado, o cuenta con el potencial para migrar a otros órganos? (Dr. Smith) Evidencias anteriores, utilizando la toxina botulínica, se identificaron residuos en la espina central, sin embargo la mayoría de los investigadores piensan que se trataban de desechos y no del producto específico. En resumen, la mayor evidencia es que la toxina actúa en la periferia de el lugar en donde fue inyectado y los efectos son mínimos.

Muchos pacientes de Cistitis Intersticial (CI) han participado en estudios sobre la toxina botulínica, ¿cómo los puede ayudar contra la CI o contra los problemas del piso pélvico?
(Dr. Smith) Nos encontramos investigando la toxina botulínica para casos de CI refractaria, caso por caso. Personalmente no tengo conocimiento de pruebas sobre CI, nos gustaría designar estas pruebas en un futuro cercano, basados en algunos resultados clínicos, sin embargo debemos ser cautelosos en lo que realmente significa decir que la toxina botulínica sea un tratamiento efectivo para pacientes de CI.

Basados en su experiencia sobre las investigaciones realizadas, ¿Los efectos de la toxina botulínica inyectada en la vejiga son completamente reversibles, y cuánto tiempo se lleva en eliminarse?
(Dr. Smith) Sí, los efectos típicos comienzan a disminuir en un periodo de 4 a 6 meses, inclusive en pacientes con vejiga hiperactiva, los efectos disminuyeron después del 9o. mes de la inyección.

¿Los Urólogos se encuentran contentos con este nuevo tratamiento?
(Dr. Smith) Yo pienso que los Urólogos se encuentran más contentos acerca de la toxina botulínica como una herramienta particularmente para tratamientos neurogénicos y de vejigas hiperactivas, pero el verdadero problema es la falta de aprobación por parte de la FDA.

¿Cuál es el tiempo de acción de la toxina botulínica desde su inicio hasta que termina?
(Dr. Smith) La toxina botulínica es relativamente fácil de administrar, requiere de 30 minutos de anestesia, comienza a hacer efecto dentro de los siguientes 5 a 7 días, y los efectos duran alrededor de 4 a 6 meses.

¿Cuál sería el término conocido como largo plazo para los efectos de la toxina botulínica utilizado en la vejiga?
(Dr. Smith) No existen estudios clínicos sobre los efectos a largo plazo de la toxina botulínica (>5 años), pero literatura reciente como experiencia personal sugiere que el paciente tolera múltiples inyecciones (mayor a 5 dosis) con los mismos resultados y posiblemente un poco mas prolongados con cada inyección.

CONSIDERACIONES PARA EL TRATAMIENTO

¿Quién califica para el tratamiento con la toxina botulínica?
(Dr. Smith) Yo utilizo la toxina botulínica como último tratamiento en pacientes con vejiga hiperactiva, en los cuales han fallado terapias tanto oral como intravesical y se encuentran en el punto en que el siguiente tratamiento sería llevarlos a cirugía.

En caso de existir, ¿Cuáles serían los efectos secundarios?
(Dr. Smith) Personalmente no tengo identificado algún síntoma que pudiera ser un efecto secundario con el uso de toxina botulínica en algún paciente, sin embargo, existen pocos casos en donde una mayor dosis de la toxina o en una formulación diferente lleva a una elevación generalizada de la enfermedad en algunos cordones espinales.

¿Cuál sería el curso regular del tratamiento con toxina botulínica?
(Dr. Smith) Los pacientes pueden ser tratados bajo anestesia local o general, e inclusive en algunos casos los pacientes pueden ser tratados en el mismo consultorio utilizando anestesia local.

¿Cuánto tiempo toma en hacer efecto completamente después de la inyección?
(Dr. Smith) En nuestra experiencia del 5º al 7º día posterior a la inyección en vejiga y de 2 a 3 días después de una inyección en el esfínter.

¿Puede ser utilizado en conjunto con otros tratamientos tradicionales como el ELMIRON o DMSO?
(Dr. Smith) Como se comentó anteriormente, la toxina botulínica sería el ultimo recurso para la CI, debido a que en su caso tanto el ELMIRON como DMSO fallaron.

¿Los pacientes asociados al tratamiento con toxina botulínica, obtuvieron alivio inmediato?
(Dr. Smith) Regularmente los pacientes tratados con toxina botulínica obtuvieron una reducción significativa en lo que a dolor se refiere.

¿Cómo un paciente puede encontrar a un medico con experiencia en el uso de la toxina botulínica?
(Dr. Smith) Por ahora, solamente conozco algunos doctores experimentados en el uso de la toxina botulínica para el tratamiento de la CI, estos son: (Yo mismo, Dr. Michal Chancellor en Pittsburg y Ray Rackley en Cleveland), deben existir más, sin embargo no los conozco.

¿Qué tipo de entrenamiento debe recibir el doctor para calificar?
(Dr. Smith) El procedimiento actual para la inyección de toxina botulínica es prácticamente simple y no requiere de instrucciones específicas.

¿El paciente deberá de participar en un estudio de investigación antes de recibir la toxina botulínica?
(Dr. Smith) El problema real está en los costos. Me gustaría costear un estudio piloto de toxina botulínica para la CI con el fin de ver si realmente es una opción en el tratamiento. No creo que a alguien le guste pagar entre $500.00 y $600.00 USD por cada dosis de la toxina.

DURACIÓN DEL TRATAMIENTO

¿Como se realiza el tratamiento?. ¿Usualmente se realiza con una hidrodistención bajo anestesia?
(Dr. Smith) Efectivamente se realiza bajo anestesia junto con una hidrodistención.

¿Cuantos puntos de inyección son puestos durante el tratamiento?. Un paciente reportó hasta 25 puntos de inyección en la vejiga.
(Dr. Smith) entre 20 y 30 inyecciones o puntos de inyección son necesarios para esparcir la toxina alrededor de la vejiga, particularmente el trígono, y la base de la vejiga.

¿Qué tipo de anestesia es preferible?
(Dr. Smith) Cualquier tipo de anestesia es recomendable.

POST TRATAMIENTO

¿Qué siente el paciente después del tratamiento?
(Dr. Smith) Se siente igual que después de haber realizado una hidrodistención.

¿Es la retención un problema después del tratamiento? ¿Es normal que se envíe a un paciente a casa con un catéter por algunos días? ¿Puede correr el riesgo un paciente de requerir de un cateterismo por el mismo?
(Dr. Smith) En pacientes en que se utilizan altas dosis (100 a 200 unidades) he notado, en algunas ocasiones, problemas como orina residual elevada e inclusive con retención en algunos casos raros. Nosotros tratamos de evitar esto inyectando solamente en el trígono y la base de la vejiga utilizando pequeñas dosis (100 unidades). Siempre instruyo a los pacientes acerca de los riesgos potenciales.

¿Usualmente que ayuda a los pacientes a sentirse mas confortables?
(Dr. Smith) El uso de Pyridium.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Puede trabajar la toxina botulínica mediante una instilación intravesical como lo hace el DMSO, o es necesario su aplicación mediante inyecciones?
(Dr.Smith) Hasta el momento es necesaria su aplicación vía inyección, me gustaría realizar un tratamiento mas práctico, que pudiera ser vía instilación.

Los dermatólogos comentan que es necesario que se apliquen al menos 4 dosis para conseguir los efectos deseados. ¿Esto es cierto también para lo referente a la vejiga?
(Dr. Smith) Existen casos anecdóticos de que algunos pacientes lograron los efectos deseados después de varios tratamientos.

Hemos leído que después de varios tratamientos, se requieren las inyecciones con menor frecuencia. ¿Esto es cierto?
(Dr. Smith) Si así fuera, quiero entender que la toxina tiende a desaparecer mas lentamente de la vejiga, si esto es correcto. Pero como le comente anteriormente, no existe evidencia escrita al respecto.

¿Puede la toxina botulínica dañar el hígado?
(Dr. Smith) No tengo evidencia hasta el momento de que suceda esto con las inyecciones.

Una percepción es que la toxina botulínica puede debilitar o dañar los músculos. ¿Esto es cierto?
(Dr. Smith) La toxina botulínica en esencia debilita o puede llegar a paralizar los músculos al dañar los nervios que los estimulan, sin embargo, los efectos son reversibles y los músculos eventualmente adquieren su función normal o anormal.

--------------------------------------------------------------------------------

Ligas relacionadas
El sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina publica las últimas investigaciones realizadas en el uso de la toxina botulínica en la vejiga.

Dr. Renney's Contact Information:
Christopher Smith, MD,
Baylor College of Medicine,
6560 Fannin Street, Suite 2100,
Houston, TX 77030
Phone: (713)798-4001

Cistitis Intersticial, síndrome del dolor pélvico crónico o síndrome de la vejiga dolorosa

Noviembre 11, 2003- Los pasados 29 y 30 de marzo de 2003, en la junta que se llevó a cabo para investigadores de la CI en Japón, se acordó en nombrar a la cistitis intersticial como Síndrome del Dolor Pélvico Crónico (SDPC). La sugerencia de ellos fue que la CI se le llamara CI/SDPC así como a la prostatitis se le llamara Prostatitis/SDPC. El sentimiento generalizado en ese momento, fue de que sería una buena idea, ya que la CI complica otras partes de la pelvis, como lo son espasmos musculares, problemas con el colon, vulvodinia, etc.

Sin embargo, durante el Simposium de CI en Washington, DC esa decisión fue aparentemente cambiada. Ahora se está sugiriendo que la CI sea considerada como síndrome de la vejiga dolorosa, o CI/SVD.

En cualquier caso, los investigadores presentaron en la conferencia que alguna otra condición en la pelvis puede contribuir y/o complicar una CI.

Todo esto suena razonable, ya que se está englobando toda la pelvis, y no solo a la vejiga.

Pronto te haremos saber cual será el nombre con el que se llamará a la CI.

BOTOX USADO PARA ALIVIAR EL DOLOR PÉLVICO

Doctores Australianos han encontrado un nuevo lugar donde inyectar la Toxina Botulínica (Botox), y el tratamiento está brindando alivio a muchas mujeres que sufren de dolor pélvico.

En una prueba piloto en el Hospital Royal para Mujeres en Sydney, Australia, los doctores han inyectado en los músculos de la vagina a 25 mujeres que sufren de una condición llamada “Dolor pélvico crónico”.

El dolor pélvico crónico es una condición debilitante que afecta al 15% de las mujeres entre los 18 y los 50 años.

El Dr. Jasón Abbott, Director del Departamento de Endo-Ginecología, dijo que el 75% de las mujeres respondieron al tratamiento del Botox y el dolor desapareció completamente en algunas.

Los resultados fueron muy promisorios, y dicho hospital anunció que está buscando mas voluntarias para un estudio de larga duración.

En el 90% de los casos, la causa del dolor pélvico crónico es desconocido, aunque las condiciones que comúnmente se relacionan son espasmos en los músculos del piso pélvico.

Los síntomas incluyen una duración de mas de 2 años en dolor durante las relaciones sexuales, la menstruación y los movimientos intestinales, aunque esto puede ocurrir una sola vez.

El área vaginal, abdomen, parte baja de la espalda, y las piernas pueden ser afectadas.

La endometriosis, tejido cicatricial o inflamación pélvica se cree que juegan un papel muy importante en el 10% de los casos, aunque el dolor puede persistir cuando dichas condiciones son tratadas.

Dr. Abbott comenta que el mecanismo por el cual el Botox trabaja aliviando los síntomas del dolor pélvico crónico no está del todo claro.

“Nosotros sabemos que el Botox trabaja en las células del músculos paralizándolas temporalmente y pensamos que esto puede también causar una reacción química que tiene un efecto anti-inflamatorio” dijo.

Dice también que el tratamiento no ha reportado efectos secundarios, aunque están un poco preocupados por si pudiera causar algún tipo de incontinencia debido a la localización de los músculos.

“Es un área muy delicada y ahí puede hacer problemas potenciales”, agregó.
“El tratamiento solo debe usarse como último recurso en casos en los que todas las demás terapias han fallado”, concluyó.

Las pacientes son sedadas durante las inyecciones, que por cierto tardan aproximadamente una semana en ofrecer los efectos.

El tratamiento se espera que tarde por lo menos 6 meses, aunque ha habido casos en los que las pacientes solo han necesitado de una aplicación.

Botox es mejor conocido como un tratamiento cosmético para alisar las arrugas en la cara y las “patas de gallo”, sin embargo se ha usado como medicina alrededor del mundo por aproximadamente 15 años.

Es también usado para tratar el estrabismo, las distonias, migrañas y problemas de excesiva sudoración.

Los resultados del Programa Piloto del Dr. Abbott se publicarán próximamente en el “Autralian and New Zealand Journal of Obstetrics and Gynecology” a principios de este año.